El rubio ideal: santo y seña de estilista

El eterno rubio nunca pasa de moda y es, casi siempre, caballo ganador. Las tendencias de este verano lo sitúan en un concepto de rubio policromático, rico en matices, mezclando tonos fríos y cálidos, para potenciar la belleza y personalidad individual.

Solo si sabemos cómo cuidarlo, mantenerlo e, incluso, optimizarlo, ¡brillará como nunca! Si estás pensando en subirte al carro de aclarar tu cabello, en Sucre Estilismo descubriremos junto a ti cuál es la opción que mejor se adapta a tu tono natural de pelo, al color de los ojos y al tono de la piel.

Sin duda, las posibilidades son infinitas. Toma nota de las tendencias más punteras e inspírate. ¡En la variedad está el gusto!

Rubio oscuro
Esta opción, además de no restar un ápice de luminosidad, aporta naturalidad al color base de nuestra raíz. Una alternativa para dotar al cabello de más nitidez es dar más luz en las mechas próximas al rostro. 

Beach Blonde 

La mezcla de tonos es la clave de esta combinación que aporta destellos de luz mágicos, y sensación de cuerpo y volumen.

Rubio cálido

Una apuesta dulce y suave que se consigue degradando cromáticamente desde la raíz a las puntas.

El color se va aclarando sucesivamente disimulando las marcas de los cambios de tono. Las raíces siguen siendo más oscuras que las puntas, por lo que le proporciona ese efecto natural.

Rubio con tonos pastel

Tonos como el lavanda, los rosas, verdes o el azul se mezclan con los rubios, de forma sutil y llena de fantasía.

Rubio natural

Rubios mantequilla o rubios bebé que se entrelazan con mechas en tonos rubios más oscuros y favorecen efectos multidimensionales apasionantes.

¿Te gustaría conocer cuál es el rubio que mejor se adapta a ti? 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *